|

miércoles, noviembre 30, 2005

 

Nuevamente la versión oficial falla: Bosnia

texto
Obispo denuncia discriminación de católicos en Bosnia-Herzegovina

KÖNIGSTEIN, 30 Nov. 05 (ACI).- El Obispo de Banja Luka, Mons. Franjo Komarica, denunció que las acciones de la comunidad internacional a favor de Bosnia-Herzegovina, discriminan a la población católica impidiendo su retorno.

“Hasta ahora, las instituciones internacionales están premiando a los injustos y castigando a los desaventajados. Con sus acciones la comunidad internacional, incluyendo a la Unión Europea, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa; y la Alta Comisión de las Naciones Unidas para Refugiados; ha impedido y sigue impidiendo el retorno de croatas católicos a Bosnia 10 años luego del tratado Dayton con el que se culminó la guerra en la ex Yugoslavia”, añadió el Obispo en la sede la organización Ayuda a la Iglesia que sufre”.

“Las autoridades locales también utilizan tácticas de obstrucción para prevenir que nuestra gente retorne a su tierra natal. Mientras que el 67 por ciento de los 820 mil católicos del país fueron expulsados, sólo el 13 por ciento ha vuelto hasta el día de hoy”, precisó el Prelado.

Mons. Komarica hizo un llamado a superar la “injusticia imperante y la discriminación”. “¿Por qué no somos tratados cómo seres humanos? ¿Por qué no disfrutamos de los derechos humanos, incluyendo el derecho a existir, a su propia cultura, identidad, tierra y lenguaje?”, cuestionó.

“Debemos hablar en contra de la hipocresía, –prosiguió–. Dejen ir a Milosevic y a Karadzic sin ser castigados si es que quieren aprobar los resultados de sus acciones: El establecimiento de la República Serbia y la Federación Croata Musulmana en Bosnia-Herzegovina”.

“Los representantes de la comunidad internacional parecen hacer oídos sordos y tener un corazón de piedra. Sólo ‘trabajan’ en mi país por su beneficio personal. Como Obispo, tengo que estar con mi gente. Debo compartir la carga de los perseguidos y discriminados, sean quienes sean. Espero que las instituciones internacionales actúen con más unidad, honestidad, credibilidad y justicia al implementar la ley internacional”, agregó.
El Obispo pidió a AIS ser “vocero” de la Iglesia que sufre en Bosnia-Herzegovina y “cuestionar la credibilidad de la comunidad internacional y sus representantes”. “Necesitamos su ayuda espiritual y material. Pero lo que más necesitamos es todo el apoyo político que se pueda para nuestra causa justa”, concluyó.



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?