|

miércoles, enero 11, 2006

 

La privacidad se viola sistematicamente en España, sobre todo en nuestra Cataluña

El Mundo
NO HUBO CONSENTIMIENTO DE LOS PACIENTES
Una empresa privada vigiló el uso del catalán en las historias clínicas cedidas a la Generalitat
El Clínic admite que la operación se hizo "sin el consentimiento previo de los pacientes"


Entrada del Hospital Clínic de Barcelona. (Foto: Domenec Umbert)

EL MUNDO

MADRID | BARCELONA.- Las historias clínicas cedidas por hospitales en 2004 a la Generalitat de Cataluña fueron traspasadas a una empresa privada barcelonesa, contratada para controlar el empleo del catalán en los documentos y hacer un estudio estadístico sobre el uso de este idioma y del castellano en los centros sanitarios.

Los hospitales y las clínicas afectados (Sant Pau, del Mar, Vall d'Hebron, Sant Rafael, de la Esperança, del Sagrat Cor, Clínic, la Creu Roja, la Clínica Plató y la Casa de la Maternitat) no aclararon este martes si en los historiales estaban incluidos o borrados los nombres de los pacientes, un dato fundamental para saber si tanto los centros sanitarios como el Gobierno catalán cometieron un delito.

Se limitaron a asegurar que aplicaron "sus propias garantías de confidencialidad", aunque no confirmaron que se hubiera guardado el anonimato de las historias.

El año pasado, la Generalitat encargó al Centro Informático de Estadísticas y Sondeos SA que averiguase qué idioma se utiliza más en el universo sanitario catalán. La empresa, que cuenta con una orden de embargo del Ayuntamiento de Barcelona de fecha 13 de septiembre de 2005, analizó 846 historiales clínicos guardados en varios hospitales y clínicas.

Una de sus empleadas se negó a confirmar que la Administración hubiera encargado a su empresa el estudio estadístico. "Nosotros no vamos a decir absolutamente nada. Aquí pierden el tiempo. Hablen con la Generalitat", dijo.

Al menos tres de los ocho hospitales implicados en este asunto reconocieron este martes a EL MUNDO que los historiales clínicos fueron cedidos a los técnicos acreditados de la empresa privada "sin el consentimiento previo de los pacientes".

Un portavoz oficial del Hospital Clínic contó que en enero de 2004 un técnico de la empresa adjudicataria analizó "físicamente en la sede del centro de documentación del hospital" varias historias clínicas. Otra fuente del centro dijo a la agencia Europa Press que fueron 150.

Según el Clínic, el empleado tenía en su poder un documento de confidencialidad expedido por la Generalitat, pero en este centro se le hizo firmar "otro compromiso de confidencialidad, un documento que exigía que los datos que obtuviera sólo se pudieran utilizar para el objetivo del estudio".

Esta fuente dijo que "en ningún caso" el técnico hizo copias de la documentación, ni sacó historial alguno de la oficina de archivos del hospital. "Miró si estaban en catalán o en castellano, al igual que con otros documentos del propio hospital, y se marchó".



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?